Handbol

En numerosas partes del mundo de habla hispana se le denomina balonmano pero en nuestro país se lo denominó siempre por su filiación anglosajona, por lo cual le llamamos hándbol. Una disciplina que entró con todo hacia la década del 70, irrumpiendo especialmente en los colegios, y atrapando a las mujeres.

El hándbol pasó a ser un ejercicio indispensable en las instituciones femeninas y los varones tardaron bastante en incorporarse al tal deporte al que consideraban, en nuestro país, “cosa de mujeres”.

Pero la verdad que el hándbol ya tiene sus años. Se introdujo en los Juegos Olímpicos de 1936 en Berlín con el torneo masculino solamente, pero luego desapareció de la nómina olímpica. Después de un largo período de ausencia, el deporte regresó nuevamente en suelo alemán para los Juegos Olímpicos de 1972 en Múnich. Cuatro años después las féminas tuvieron también su oportunidad, en Montreal y desde entonces se quedaron.

El torneo olimpico de Tokio se realizará en el Estadio Nacional Yoyogi de Tokio del 25 de julio al 9 de agosto de 2020.

Se juega 7 contra 7 en dos periodos de tiempo y la regla más importante es que ningún jugador, por ningún motivo puede tocar la pelota con los pies, excepto los porteros que pueden defender su valla con cualquier parte del cuerpo.

El hándbol nació en un instituto de enseñanza de Dinamarca ideado por un profesor de Gimnasia, Holger Nielsen, a quien se le atribuye su creación en 1898. Introdujo un juego nuevo con un balón pequeño con el que se trataba de meter goles en una portería, de manera semejante al Fútbol, pero manejando el balón con la mano.

Oficialmente se fundó en Alemania, la cual se considera la cuna del balonmano.

Jorge Chipi Vera