Lucha libre

El torneo de lucha en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 se realizará en el Pabellón A del Makuhari Messe, ubicado en la localidad de Chiba, del 26 de julio al 4 de agosto de 2020.

Esta disciplina deportiva está tambien basada en las antiguas artes bélicas y es una de las pruebas sobrevivientes desde aquellas olimpiadas de la antigüedad.

Estuvo en la cartelera olímpica desde 1896 hasta el presente, pero desde Atenas 2004, se incorporaron las mujeres en esta atractiva disciplina deportiva.

Se conocen dos disciplinas diferentes: la lucha libre, y la lucha grecorromana, que tiene especificaciones y reglas diferentes, especialmente en lo que se refiere a los “agarres” de los combatientes.

En total se disputarán en este deporte 18 pruebas diferentes, 12 masculinas y 6 femeninas, repartidas en las 3 especialidades de este deporte: 6 en lucha grecorromana masculina, 6 en lucha libre masculina y 6 en lucha libre femenina.

LUCHA LIBRE

La lucha libre consiste en un combate cuerpo a cuerpo, sin armas en el cual cada participante intenta derrotar a su oponente con el uso de llaves y técnicas de proyección. El objetivo consiste en ganar el combate haciendo caer al oponente al suelo y manteniendo ambos hombros del rival fijos sobre el tapiz, el tiempo suficiente para que el árbitro se cerciore de esto, o ganando por puntuación mediante la valoración de las técnicas y acciones conseguidas sobre el adversario.

El término “libre” que denomina la modalidad se refiere a que, a diferencia de la lucha grecorromana donde no se pueden utilizar activamente las piernas ni atacar las del rival, en la lucha libre las piernas son un elemento más del ataque y la defensa. Es decir, no hay restricciones.

Cabe mencionar que la lucha es un deporte de alto rendimiento y de muchas proyecciones de alto grado de dificultad.

Jorge Chipi Vera