Nado sincronizado

La natación sincronizada (también nado sincronizado es una disciplina que combina natación, gimnasia y danza, consistente en nadadoras (tanto solos, como dúos, equipos o combinados, también llamados combos) que realizan en el agua una serie de movimientos elaborados, al ritmo de la música.

Inicialmente femenina, ha ido transformándose gradualmente en un deporte masculinoque demanda grandes habilidades acuáticas y requiere resistencia física y flexibilidad, gracia, arte y precisión en el uso del tiempo, así como un excepcional control de la respiración bajo el agua. Actualmente se ha añadido la disciplina de dúos mixtos.

Al comienzo del siglo XX, la natación sincronizada era conocida como ballet acuático. El primer registro de competición fue en 1891 en Berlín, Alemania. Muchos clubes se crearon en esa época y el deporte se fue desarrollando de forma simultánea en varios países, incluyendo Australia, Canadá, Estados Unidos de América y, en Europa, Alemania, España y Francia.

Mientras que en sus comienzos era exclusivo de hombres, rápidamente se fue convirtiendo en una modalidad femenina. En 1907, la australiana Annette Kellerman popularizó el deporte realizando exhibiciones en Nueva York, en un tanque de cristal como bailarina bajo el agua.

En 1924, la primera competición en Norteamérica se disputó en Montreal, Canadá, con Peg Seller como primera campeona. Durante los años 30 del siglo XX tuvieron lugar las primeras competiciones en Alemania, Canadá y los Estados Unidos.

La natación sincronizada es deporte olímpico desde los Juegos Olímpicos de Los Ángeles en 1984.

Jorge Chipi Vera