Vela

Las regatas de vela en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 se realizarán en el Puerto Recreativo de Enoshima, ubicado en la isla homónima, al sur de Tokio, del 26 de julio al 8 de agosto de 2020.

En total serán disputadas en este deporte 10 pruebas diferentes, 5 masculinas, 4 femeninas y una mixta.

La vela se convirtió en deporte olímpico en los Juegos Olímpicos de París 1900. Cuatro años antes estaba previsto su debut en Atenas pero las malas condiciones meteorológicas lo impidieron. Ha estado presente en todos los Juegos excepto en San Luis 1904, y ha sufrido multitud de variaciones en cuanto a clases y categorías.

Se trata de un deporte náutico que consiste en controlar la dinámica de un barco propulsado solamente por el viento en sus velas. La navegación a vela, como deporte, puede ser de recreo o de competición.

Despues de los remos, el descubrimiento de la fuerza eólica (que hoy se usa hasta para la generación de energía eléctrica) dio nacimiento a la navegación a vela. Y fueron los barcos de vela los que surcaron los mares en la Edad media, para descubrir nuevos continentes y circunvalar el globo terráqueo.

De modo quye no sorprende que al promediar el Siglo XVII, y con una experiencia de siglos navegando a vela naciera el deporte basado en este estilo de navegación. Si bien la idea nació en los países Bajos fue el rey Carlos II de Inglaterra quien lo convirtió en deporte competitivo en su país, tras su regreso del exilio en Holanda.

La primera regata de la que se tiene constancia tuvo lugar en el río Támesis, entre Greenwich y  Gravesend, compitiendo los navíos de Carlos II y su hermano el duque de York.

Tuvo gran repercusión en los Estados Unidos y, en 1851, el Club de Yates de Nueva York envió una goleta llamada América para competir contra embarcaciones británicas en la Quenn’s Cup. La nave norteamericana se impuso a 14 rivales y se llevó la copa, dando origen a la competición más antigua de este deporte en la actualidad. El descubrimiento de los motores a vapor fue el final de la era velera para la navegación de alta mar.

Hasta 1868 las competiciones de vela se regían por reglas particulares desarrolladas por cada club náutico, lo cual representaba muchos problemas de arbitraje e interpretación cuando varios clubes querían competir entre sí. El 1 de julio de 1868 se convocó un congreso auspiciado por el Royal Victoria Yacht Club británico con la finalidad de crear unas reglas que pudiesen ser aceptadas por todos.

Jorge Chipi Vera