Tenis de Mesa

El tenis de mesa es, entre otras cosas, el deporte más practicado del mundo. Según datos de una denominada “agencia olímpica mundial”, organismo no oficial que suministra datos y estadísticas, más de 40 millones de personas lo practican en todo el mundo.

Fue creado a remedo del “Lawn Tennis” para que pudiera practicarse en espacios reducidos y especialmente en inverno. Básicamente, es la copa de una cancha de tenis reducida a una mesa de 2,74 m. de largo por 1,52 m. de ancho, y una altura de 0,76 m. La red divide la mesa en dos rectángulos exactamente iguales y a su vez, lo cruza una franja longitudinal en la parta más larga. Una red de 15,25 cm de altura es el obstáculo que los jugadores deben esforzarse por superar, haciendo que la pelota caiga en el campo contrario.

El deporte es practicado olímpicamente en dos modalidades: individual y por parejas. A pesar de su extraordinaria popularidad, no fue hasta los Juegos de Seúl, en 1988 se convirtió en deporte olímpico.

Según un estudio realizado por la NASA, es el deporte más complicado que un ser humano puede practicar a nivel profesional. Diversos estudios han demostrado que la práctica de este deporte mejora, entre otras, la capacidad y el tiempo de reacción, la coordinación ojo-mano, la concentración y la memoria.

La disciplina está regulada por más de 200 organizaciones nacionales afiliadas a la Federación Internacional de Tenis de Mesa (FITM).

Nació en Inglaterra, en 1870. Su historia de este deporte está marcada por una serie de evoluciones técnicas, como la naturaleza de las paletas que de simplemente un trozo moldeado de madera se convirtió en un elemento del cual depende en grado sumo la eficacia de los golpes.

Tambien hubo modificaciones técnicas que lo fueron haciendo cada vez más competitivo como la manera de asir la paleta para mayor facilidad de su manejo.

Jorge Chipi Vera