Canotaje

Las competencias de canoas y kayak se llevarán a cabo entre el 26 de julio y el 8 de agosto de este año. Existen dos modalidades: aguas tranquilas y “eslalon” o aguas turbulentas. Las primeras serán en el Canal del Bosque del Mat y las segundas en el Centro de Piragüismo en Eslalon de Kasai, ambas de Tokio

Se disputarán un total de 16 pruebas diferentes de las cuales 8 para cada grupo de hombre y mujeres y las dos especialidades ya señaladas. Ahora bien: de las pruebas para cada categoría, 6 serán en aguas tranquilas y 2 en eslalon.

Esta disciplina llegó a los juegos olímpicos en Berlín 1936 pero ya en París 1924 se la disputó como exhibición. Al principio solo en aguas tranquilas pero a partir de la olimpiada de Munich en 1972 se introdujo la modalidad de eslalon. Recién a partir de Barcelona 1992 el piragüismo fue aceptado en todos los juegos desde entonces hasta hoy.

AGUAS TRANQUILAS

Las competiciones en aguas tranquilas son aquellas en las que la salida se da a las embarcaciones colocadas en línea y siempre sobre aguas tranquilas, recorriendo una distancia sin obstáculos en el menor tiempo posible. Las distancias de 200, 500 y 1000 metros están reconocidas como olímpicas.

De velocidad en línea por calles: cuando la distancia recorrer no rebasa los 1000 metros y se realiza en aguas tranquilas.
De fondo en línea: cuando la distancia a recorrer rebasa los 1000 metros y hasta los 5000 metros y se realiza en aguas tranquilas.

Las embarcaciones deben tener el peso exacto entre 8 y 14 kilos, dependiendo de las categorías y las distancias a recorrer.

ESLALON

Básicamente es una competencia de habilidad y velocidad ya que la clasificación se define por dos medios: la velocidad en hacer el recorrido por un lado, y por otro, el menor número de faltas en el recorrido de la prueba, al atravesar las “puertas” que obligatoriamente deben sortear. Estas puertas son de paso obligatorio. Errar o eludirlas constituyen faltas graves. Son entre 18 y 25 puertas, que tienen que ser franqueadas correctamente y en orden correlativo.
La distancia a recorrer varía de 250 a 400 metros y entre la última puerta y la línea de meta debe haber una distancia no menor a 15 metros ni mayor de 25.

Las puertas miden entre 1,2 y 4 metros de ancho y según su color debe atravesarse en el sentido de las aguas o en el sentido contrario. De allí la dificultad.

Jorge Chipi Vera